Cómo escribir un buen post para el blog de mi despacho

Para escribir un buen post, lo primero que debemos tener en cuenta es saber cuál es nuestro objetivo y el público al que queremos llegar. Debemos  evitar utilizar una gran cantidad de tecnicismos. No se trata de demostrar lo mucho que sabemos, sino que el lector comprenda el contenido. Recomendamos utilizar un lenguaje claro, ya que, al fin y al cabo, lo más importante es que cale nuestro mensaje en el lector.

La estructura del post: este ha de ser concreto y estar bien estructurado, mostrando coherencia en todo el contenido expuesto, sin alargarlo en exceso aportando contenido de poco interés; como bien dice el refrán, “lo breve si es bueno, dos veces bueno”.

Deberás escoger un título corto y gráfico. Huye de títulos largos o de poner leyes en este. Es imprescindible que sea vistoso e induzca a leerlo. Aconsejamos que el título contenga alguna palabra clave que muestre la temática sobre la que vamos a hablar. Os dejamos algunos ejemplos: 5 nuevas formas de…; Consejos para realizar …; Nuevo modelo de…

Mejora tu post con elementos visuales: imágenes, videos, gráficas, etc. que lo hagan más comprensible y ameno.

Graba píldoras audiovisuales. Es una buena forma de generar contenido atrayente. En la sociedad en la que vivimos predomina lo visual frente a lo escrito. Estas píldoras audiovisuales darán una imagen más cercana del despacho y, a su vez, mostrará que nos adaptamos a los nuevos tiempos y nos encontramos a la vanguardia de los temas más novedosos.

Destaca las ideas principales en negrita. De esta forma, conseguirás que el lector retenga en su memoria la información concreta que queremos mostrarle.

No escribas por escribir. Escribe contenido de calidad y utilidad, es decir, contenido novedoso, original, no escribas sobre lo que escribe todo el mundo: ¡diferénciate! Muestra lo que te apasione y sobre lo que tengas una base de conocimientos consolidada.

Posicionamiento. Para sacar partido y rendimiento a nuestro esfuerzo, hablando en términos de posicionamiento, el primer párrafo debe de contener las palabras principales del título. Después de este primer párrafo, se deberá de establecer un subtítulo, que hará que el texto sea más dinámico y fácil de leer. Entre subtítulo y subtítulo la extensión debe de ser inferior a 150 palabras. Pon a lo largo de tu post otros enlaces relacionados con el tema del que estás hablando.

Debemos acabar con una pequeña conclusión de dos líneas, siempre está bien finalizar con una frase o slogan que resuma de una forma clara y sencilla aquello que acabamos de contar; esto recalcará que somos expertos en la materia.

Por último, sugerimos poner un “Call to Action” ofertándoles que, si desean ampliar dicha información, no duden en ponerse en contacto con nosotros que estaremos encantados de atenderles.

Todos estos pequeños tips, harán que tu contenido se viralice y cree interés entre tus seguidores. Para que surta efecto, se deberá de adaptar este contenido a la web implementando el SEO, y posteriormente se deberá llevar a cabo su correcta publicación en redes sociales, escribiendo originales copies que generen interés en LinkedIn y llamativos tweets.

 

Carmen Escamilla Torregrosa
Dpto. Marketing
David Muro Consultores

Si desea ampliar la presente información, no dude en enviar un email a c.escamilla@davidmuro.es o bien llamar al 91.319.59.60

Compartir:

*

Dirección: c/ Carbonero y Sol nº 14
28006, Madrid, España
Tfno.: 685 376 267 / 91 319 59 60
Email: info@davidmuro.es